Revista Anestesia

ūĚôīūĚöē ūĚöćūĚöėūĚöēūĚöėūĚöõ ūĚöúūĚöé ūĚööūĚöěūĚöíūĚöĚūĚöä ūĚöĆūĚöėūĚöó ūĚöēūĚöéūĚöĚūĚöõūĚöäūĚöú

La bacteria

Por Jaime Mtz Aguilar

Marzo 2021

La conoció en redes sociales. Unas cuantas palabras y visualizaciones en la red fueron suficiente para gestar la primera cita. Una carga de procedimientos, y un extraordinario banco de ideas para la automutilación   se presentaron ante ellos.

 

La Prensa
Rito Sat√°nico en Tepito

 

En la madrugada del 12 de diciembre, d√≠a de la ‚ÄúGuadalupana‚ÄĚ, en la calle Aztecas en el centro del barrio bravo de Tepito. La Patrulla con n√ļmero SSP-1345 acudi√≥ al llamado de emergencia en el que vecinos quejosos relataban c√≥mo un individuo trastabillando caminaba sobre el Eje uno Alzate tras salir desangr√°ndose de la vecindad denominada ‚ÄúLa Fortaleza‚ÄĚ perturbando la paz p√ļblica. Testigos afirman que se encontraba en un rito sat√°nico (com√ļn en esa zona). ‚ÄúCuando despert√© por los gritos fui a la puerta de la vecindad y vi saliendo una figura amorfa, pens√© de inmediato que se hab√≠a pasoneado. Se acercaba arrastr√°ndose hac√≠a m√≠, me espant√≥ tanto pensar en la imagen que iba a ver que decid√≠ alejarme de ah√≠, aunque pude percibir que le sal√≠an fluidos de color blanco junto con un olor f√©tido de en medio cuerpo, s√≥lo le alcanc√© a ver de reojo mientras se retiraba el hueso blanco, muy blanco, de color lechoso‚ÄĚ, comenta Gregorio, encargado de cuidar los puestos en la zona. El individuo desapareci√≥ cuando algunos vecinos sorpresivamente hac√≠an comentarios de aprobaci√≥n respecto el sacrificio que pensaban era ofrecido a la Santa Muerte. Entre el caos que esto gener√≥ desapareci√≥ el herido.

Cuando fue a visitarlo al hospital, ya había pasado un mes   desde su encuentro en Tepito. La paranoia de ser arrestada, hizo que pensara seriamente si era conveniente ir a visitarlo. Al entrar en la sala de recuperaciones, ella le pareció distinta. La observó recorrer con su mirada el cuarto. Con la lentitud y parsimonia de una serpiente, su mano empezó a masturbarlo por debajo de las sabanas. Después de un par de segundos aceleró el ritmo hasta lograr una erección a punto de estallar entre el rojo y el blanco espeso. Al momento de decirle al oído que no parara, ella dejó de hacerlo. Ella se retiró llevándose un hilillo de saliva en su lengua afilada. 

                                                                             *

Su imagen se reflejó en el espejo, observó cada detalle de su anatomía. Se fue a la cama con el recuerdo de su cuerpo. Remembranza de imágenes imprecisas y sombras al recuerdo espectadoras al momento de enterrarse el cuchillo opaco en su piel, creando un contraste en el cuarto luminoso que se desvanecía al despertar.

                                                                          *

Hab√≠an transcurrido un par de meses desde su alta en el hospital. Le agradaba estar encerrado todo el d√≠a, mirando hacia la calle. De vez en cuando le√≠a una historieta para mantenerse ocupado. Los videos juegos le aburr√≠an desde ni√Īo. ¬†Ir a visitar a sus padres, imposible, s√≥lo para pedirles el alquiler de su cuarto y salir inmediatamente corriendo. Al d√≠a siguiente fue a primera hora al Hospital al √°rea de Bacteriolog√≠a, al suministro de un nuevo medicamento. Al llegar a la ventanilla observ√≥ una bata blanca que se mov√≠a distinto a las dem√°s. De las mangas salieron unos brazos blancos haciendo contraste con la bata. Se alzaron al mostrarle una ficha de informaci√≥n para llenar. La entreg√≥ y se dio la vuelta en espera de su llamado. Escuch√≥ que voceaban su nombre. Se acerc√≥. ‚ÄďCon ustedes siempre es lo mismo, con su cara de ¬°ay√ļdenme por favor!, son lo peor–, dijo la bacteri√≥loga. Era la primera vez que le hablaban de esa manera sin lastima hac√≠a √©l. Al contrario de otros que lo hac√≠an sentirse miserable con sus comprensiones e indulgencias. Todos se hab√≠an sometido a ese decoro. La honestidad con que le habl√≥, lo hab√≠a conmovido al grado de tranquilizarlo en vez de irritarlo. ¬†–¬ŅC√≥mo te llamas?–, se anim√≥ a preguntarle, ella contest√≥: -Sandra-, con el mismo tono con el que le hab√≠a hablado. Al escucharla, se estremeci√≥. Motivado por la resonancia de la voz en su mente, y la confianza que le gener√≥, le comunic√≥ el verdadero motivo de su asistencia, √©l nunca hab√≠a seguido un tratamiento de recuperaci√≥n, hab√≠a dejado la mayor√≠a sin la m√°s m√≠nima preocupaci√≥n, le dijo:-V√©ndeme una bacteria para que se pudra mi brazo y puedan amput√°rmelo, ya no quiero ser lo que soy, no quiero seguir de esta manera.

La alameda central sirvi√≥ para el encuentro. Al verla dirigi√©ndose hacia ¬†¬†√©l, le pareci√≥ lejana a la excusa para verse.¬† –La bacteria que traigo para que pierdas el miembro r√°pidamente se llama Clostridium Perfringes, esto te ocasionar√° gangrena gaseosa, el tratamiento por lo general es el la amputaci√≥n del miembro infectado–, dijo Sandra, contrastando su rostro con la apariencia que ten√≠a al llegar. Se sent√≥ junto a √©l, agarrando firmemente un recipiente de pl√°stico entre las manos, despu√©s se lo extendi√≥ al recibir el dinero. Se alej√≥ suave y t√≠mida como hab√≠a llegado. √Čl observ√≥ el balde trasparente, vio algo similar aun coagulo de sangre, pens√≥ en ech√°rselo inmediatamente, decidi√≥ esperar hasta estar a solas en su casa. Esta vez lo har√≠a solo, sin nadie que estuviera a lado estorbando.

 

 

El Gr√°fico

Asesinato pasional entre transexuales.

El d√≠a de ayer s√°bado 3 de febrero, elementos de la Secretar√≠a de Seguridad P√ļblica del CDMX., hallaron el cuerpo sin vida de una persona transexual del sexo masculino en el Hotel Tlalpan en la venida con el mismo nombre. El m√≥vil del suceso se dictamin√≥ como asesinato pasional, por sus caracter√≠sticas. El cuerpo encontrado ayer a las 5 am por una empleada del hotel corresponde al nombre de Alejandro Montemayor Espinoza de 33 a√Īos, con domicilio en el Municipio de Tlalnepantla, seg√ļn se√Īal√≥ la √ļnica identificaci√≥n que se le encontr√≥. Transexual registrado en el hotel con el nombre de Sandra Montemayor. En el lugar no se encontraron rastros de alcohol ni de droga alguna, s√≥lo un recipiente de pl√°stico con rastros de sangre y un cad√°ver sin su miembro viril.