Revista Anestesia

饾櫞饾殨 饾殟饾殬饾殨饾殬饾殯 饾殰饾殠 饾殮饾殲饾殥饾殱饾殜 饾殞饾殬饾殫 饾殨饾殠饾殱饾殯饾殜饾殰

Eroshima

Por Andr茅s Cisnegro

Noviembre 2021

Canci贸n primera

Te abro las puertas de mi coraz贸n

para que seas libre

para que salgas volando.

Ella era una bomba de explosi贸n masiva.

Una sucesi贸n] igual que las olas [

de orgasmos. Diluvios.

En su mirada el deseo era un par

de dragones asfixi谩ndose

en las mareas del miedo.

Sin embargo, poco a poco,

las cadenas ya serpientes,

tent谩culos que culminan en besos.

Su boca era el cosmos,

y sus palabras un r铆o:

un ansia de viajar. De saciar esa aventura

de ser el viaje mismo. Ella era todo,

a excepci贸n de la nada.

聽驴Entonces por qu茅 la noche

era un muro en vez de un mar

para ella? 驴En qu茅 momento

qui茅n la hab铆a convencido

que estaba presa?

Y motivada todos los d铆as

hac铆a m谩s fuerte la caja

al luchar contra ella.

Ella la hac铆a existir.

Y el cuerpo que era todo,

tambi茅n era su excepci贸n.

Ca铆da en el sue帽o

sali贸 del estanque de la angustia.

Desnuda ante las estrellas vio

en ese instante su vestimenta de luz.

Sus piernas en vez de ra铆ces

se hab铆an vuelto cadenas.

Sus manos en vez de alas, sujetadores.

Su coraz贸n en vez de mente, mito.

Claramente logr贸 ver que ah铆

nada era su c谩rcel.

O excepci贸n de ser.

Supo que esa ventisca que la hace rabiar

cuando alguien desea algo que no sea ella,

era una de las fuentes de su desdicha,

pero sobre todo de su rendici贸n.

Te abro las puertas de mi coraz贸n

para que seas libre

para que salgas volando.

Nota continua o ap茅ndice de la primera canci贸n

Anot贸 en una libreta, a煤n sin nada: 鈥淟os celos son un ocultamiento (en funci贸n de la culpa) de la propia experiencia y su natural desenvolvimiento. Todos hemos aprendido de otras personas. Somos tambi茅n esas personas que nos han formado. Y que nos siguen formando en funci贸n de ‘nosotros’. Los celos son ese secreto temor a experimentar los propios deseos鈥.

Pero si el “deseo” era resultado de una mentira ] es decir una fantas铆a para soportar la realidad [ entonces el problema de fondo era la ‘verdad’. Anot贸: “La verdad es un acto de respeto a uno mismo. Es la fidelidad del acto en sus tres dimensiones: conciencia-palabra-acto. Cuando mientes a alguien le est谩s dando el poder de ‘intimidarte’ de ‘ocultarte’. Y al mismo tiempo tu acci贸n deriva en reprimirte y manipular (timar) al otro en favor de un ‘inter茅s-temor’ propio. La verdad es legible m谩s all谩 de las palabras y cuando uno enga帽a el otro es su c贸mplice por omisi贸n.

Es decir el otro tambi茅n se autoenga帽a”. Luego permaneci贸 en silencio hasta que se levant贸 de la cama. Ella era el principio de una explosi贸n. Una flor de sucesos infinitos. La manta que brilla cuando giran los extremos de una cuerda y forman una espiral discursiva ] ese plano de picos variables [ Era una bomba a punto de encender. Ella era Eroshima, sin embargo el destino que ella misma se construir铆a, era el 鈥渘o tener nombre鈥.

Segunda carta

Ya sin nombre, Eroshima se encontr贸 en su cuerpo. Oscura. En el hirviente silencio de la noche, con las cortinas a煤n cerradas. Se acerc贸 a su p谩rpado, y levant贸 el labio con su lengua, y brot贸 una mirada radiante. Una cauda infinita de luz atravesando el espacio sid茅reo. Y en sus pesta帽as el n茅ctar del placer. La sal de las emociones. El mar.

Toc贸 la rugosidad de un 谩rbol. Ara帽贸 la transparencia de un cristal. Separ贸 las piernas y subi贸 en una yegua blanca. Acarici贸 al lobo negro, 煤nicamente sostenido, del rojo de sus propios ojos. Bes贸 el caparaz贸n de una tortuga y se hizo al viaje. Fractales de rombos arco铆ris. Tri谩ngulos entre sus dedos y el umbral expandi茅ndose entre el r铆o de la sique conmocionada ante la intemperie. Un manantial era su cuerpo entero. Una burbuja de l铆mites flexibles, que si se estiraba alcanzaba a tocar el contorno de otras frecuencias l铆quidas. 驴Una exhalaci贸n de la tierra? 驴El sue帽o de los 谩rboles, soy?, escuch贸 arg眉ir a una de sus voces.

Lejos del pecado. Del sufrimiento asfixiante de la culpa e irreversiblemente distante del confort, se palp贸 los senos para sostener la balanza de su fuente. La directriz de su trayecto apuntaba hacia un horizonte a煤n nebuloso, pero todos los vectores de su ser arrastraban su carruaje de carne hacia ese deseo irresistible. Y el calor de la s煤per nova la hizo sudar a tal punto, que no distingu铆a los jugos del fruto del placer, a煤n ardiente en la yema de sus dedos, o el agua dura que emana de la tensa fuerza de un cuerpo que se desplaza a la velocidad de la luz. 驴Soy pensamiento? 驴Los pensamientos son carreteras de la luz, o son luz misma? 驴Mis emociones tienen esqueleto? 驴Si est谩n en mi mente, es porque yo las genere, o ya ven铆an configuradas por los infinitos ancestros a煤n tr茅mulos en las c茅lulas? 驴Son perros hambrientos que dej茅 encerrados en una zotehuela? O canciones que alg煤n hechicero fabric贸 en masa para dormir a los trayectos, dud贸.

Eroshima pisa el agua helada del tiempo. Pasa de puntitas sobre ella. Una flor le grita un verso, pero no alcanza entender lo que dice. S贸lo entiende, algo as铆 como 鈥渪plazate鈥. Salta al otro r铆o. Deja que tus manos toquen m谩s all谩 de tu cuerpo, el denso tizne que le rodea. Ser谩s fruta de un molino ] sonr铆e [. Piedra vuelta musgo entre la broca de una lengua. La suavidad de una ola reverberante de un ser que nada. Arena en forma de tornado. 驴El ruido que intenta contener una palabra? 驴Por qu茅 mi coraz贸n se desborda cuando lo roza la insistente boca de todo lo que me contiene? 驴Es normal sentir en cada poro un beso?

Andr茅s Cisnegro, pseud贸nimo de Andr茅s Cisneros de la Cruz. Ciudad de M茅xico, 1979. Poeta, ensayista y editor. Impulsor del Debate Abierto de Cr铆tica Po茅tica, 2013 (en colaboraci贸n con Casa del Lago) y del Torneo de Poes铆a (Adversario en el cuadril谩tero), los Mi茅rcoles Itinerantes de Poes铆a y el Premio Latinoamericano de Poes铆a Transgresora. Colaborador del programa Luces de la ciudad (en la Hora Nacional) y Radio Etiop铆a. En 2017 realiz贸 la Caravana Nacional de Poes铆a Colmillos de Musgo, que recorri贸 en noventa d铆as tres localidades por cada uno de los treinta y dos estados de la Rep煤blica Mexicana, documentando movimientos independientes de poes铆a. Como periodista fue parte de la mesa de redacci贸n de El Universal y El Independiente, y colaborador de la revista Bucareli 8 y Chilango, as铆 como investigador de poes铆a especializada, para la Gran Fiesta Internacional Ajedrez, UNAM 2012. Le fue concedido en 2016 el reconocimiento Prometeo Sur (Premio al Fomento de la Cultura, la Ciencia y el Arte), as铆 como el reconocimiento a la trayectoria literaria por parte de la Sociedad de Geograf铆a y Estad铆stica del Estado de M茅xico y las Casas del Poeta A. C. en 2019 y en 2020, el del Consejo Nacional de Escritores Independientes, por su obra po茅tica. Segundo lugar en el Certamen Internacional Rel谩mpago de Poes铆a Bernardo Ruiz, 2008; menci贸n honor铆fica en el Concurso Nacional de Poes铆a El Laberinto, 2004, y en el Concurso Nacional de Poes铆a Jaime Sabines, 1999. Segundo lugar en Premio Nacional de Poes铆a Tem谩tica Tinta Nueva 2011. Han sido publicados m谩s de quince t铆tulos de su obra reunidos en Camisa de once varas (Blanco M贸vil, 2021). Reci茅n fue publicada una selecci贸n de su trabajo po茅tico bajo el t铆tulo de Zarrapastra, mapa de obra (400 elefantes, Nicaragua, 2021) y La perra l谩ctea (Cinosargo, Chile, 2020). Est谩 incluido en m谩s de sesenta antolog铆as de poes铆a y ensayo a nivel nacional e internacional. Tambi茅n ha colaborado en suplementos y revistas de M茅xico, Argentina, Uruguay, Bolivia, Portugal, Venezuela, Nicaragua, Chile y Espa帽a. Su poes铆a ha sido traducida al n谩huatl, franc茅s, tzotzil, ingl茅s y portugu茅s. Actualmente es operador del proyecto m煤ltiple Cisnegro. Lectores de alto riesgo y editor online de la revista Blanco M贸vil.