Revista Anestesia

饾櫞饾殨 饾殟饾殬饾殨饾殬饾殯 饾殰饾殠 饾殮饾殲饾殥饾殱饾殜 饾殞饾殬饾殫 饾殨饾殠饾殱饾殯饾殜饾殰

El archivo

IMG_0326 聽Por: Victor Giudice聽 聽 Traducci贸n :Ra煤l Sosa 聽 聽 16 Julio 2020聽 聽 聽 聽 聽 聽 聽 聽Al final de un a帽o de trabajo, Juan obtuvo una reducci贸n de quince por ciento de su sueldo. Juan era joven. Ese era su primer empleo.聽 Aunque hubiera sido uno de los pocos contemplados, no se mostr贸 orgulloso. Por 煤ltimo, se hab铆a esforzado. No hab铆a tenido ni una falta ni una llegada tarde. Se limit贸 a sonre铆r, agradeciendo al jefe. 聽 聽 聽 聽 聽 Al d铆a siguiente se cambi贸 para un cuarto m谩s lejos del centro de la ciudad. Con el salario reducido; s贸lo pod铆a pagar una renta mas baja. 聽 聽 聽 聽 聽Pas贸 a tomar dos autobuses para llegar al trabajo. Pero a煤n estaba satisfecho. Se despertaba m谩s temprano, y esto le parec铆a que aumentaba su disposici贸n. 聽 聽 聽 聽 聽 Dos a帽os despu茅s, vino otra recompensa. El jefe lo llam贸 y le comunic贸 el segundo recorte salarial. Esta vez la empresa atravesaba un per铆odo excelente. La reducci贸n fue un poco m谩s grande; del diecisiete por ciento. Nuevas sonrisas, nuevos agradecimientos, nuevo cambio de casa. 聽 聽 聽 聽 聽 聽 Ahora Juan se despertaba a las cinco de la ma帽ana. Tomaba tres autobuses. En compensaci贸n, com铆a menos. Qued贸 m谩s esbelto. Su piel se volvi贸 menos rosada. Su alegr铆a aument贸. La lucha prosigui贸. 聽Juan se preocupaba aunque en los cuatro a帽os siguientes, no pasara nada extraordinario. Perd铆a el sue帽o, envenenado por las intrigas de los compa帽eros envidiosos. Los odiaba. Se torturaba con la incomprensi贸n del jefe. Pero no renunciaba. Pas贸 a trabajar dos horas m谩s por d铆a. 聽 聽 聽 Una tarde, casi al fin de la jornada, fue llamado a la oficina principal. 聽 聽 聽 Respir贸 profundamente. 聽 聽 聽 Se帽or Juan: nuestra firma tiene una gran deuda con usted. Juan baj贸 la cabeza en se帽al de modestia. Sabemos de todos sus esfuerzos. Nuestro deseo es darle una prueba sustancial de nuestro reconocimiento. El coraz贸n se le paraba. 聽 聽 聽 Adem谩s de una reducci贸n del diecis茅is por ciento en su sueldo, resolvimos, en la junta de ayer, rebajarlo de puesto. 聽 聽 聽 La revelaci贸n lo deslumbr贸. Todos sonre铆an. De hoy en adelante, Ud. pasar谩 a ser auxiliar de contabilidad, con cinco d铆as menos de vacaciones. 驴Contento? Radiante, Juan tartamudeo algo ininteligible, salud贸 al directorio y regres贸 a su trabajo. 聽 聽 聽 Esa noche, Juan no pens贸 en nada. Durmi贸 en paz, en el silencio del suburbio. 聽 聽 聽 Una vez mas se cambio de casa. Finalmente dejo de cenar. El almuerzo se redujo a un s谩ndwich. Adelgazaba, se sent铆a mas ligero, mas 谩gil. No ten铆a necesidad de mucha ropa. Elimin贸 ciertos gastos in煤tiles: lavandera, pensi贸n. 聽 聽 聽 聽Llegaba a la casa a las once de la noche, se levantaba a las tres de la madrugada. Se desmoronaba en un tren y en dos autobuses, para garantizar su llegada con media hora de anticipaci贸n. 聽 聽 聽 聽La vida fue pasando con nuevos premios. 聽 聽 聽 聽A los sesenta a帽os su sueldo equival铆a a un dos por ciento del sueldo inicial. Su organismo se acostumbr贸 al hambre. De vez en cuando, saboreaba alguna ra铆z de las calles, Dorm铆a apenas quince minutos. No ten铆a mas problemas de vivienda o vestimenta. Viv铆a en los campos, entre 谩rboles refrescantes, se cubr铆a con los harapos de una s谩bana adquirida hac铆a mucho tiempo. 聽 聽 聽 聽 Su cuerpo era un mont贸n de arrugas sonrientes. 聽 聽 聽 聽 Todos los d铆as, un cami贸n an贸nimo lo transportaba al trabajo. Cuando lleg贸 a los cuarenta a帽os de servicio, fue llamado por la gerencia: -Sr. Juan.聽 Ud. acaba de tener su salario eliminado. No tendr谩 mas vacaciones. Su funci贸n, a partir de ma帽ana, ser谩 la de limpiar nuestros ba帽os. 聽 聽El cr谩neo se le comprimi贸. Del ojo amarillento se le escurri贸 un liquido tenue. Su boca tembl贸, pero no dijo nada. Se sent铆a cansado. Al fin, alcanzaba todos sus objetivos. Intent贸 sonre铆r. Agradezco todo lo que hicieron en mi beneficio. Pero quiero solicitar mi retiro. El jefe no entendi贸. 驴Pero, Se帽or Juan, justamente ahora que est谩 usted sin salario? 驴Por qu茅? Dentro de unos meses tendr谩 que pagar la tasa inicial para permanecer en nuestro plantel. 驴Va a despreciar todo esto? 驴Cuarenta a帽os de convivencia? Ud. todav铆a est谩 fuerte. 驴qu茅 piensa? 聽 聽 聽 聽La emoci贸n le impidi贸 toda respuesta. Juan se alej贸. Su labio marchito se alarg贸. Su piel se rigidiz贸, qued贸 lisa. Su estatura disminuy贸. La cabeza se fundi贸 al cuerpo. Las formas se deshumanizaron, planas, compactas. A los lados hab铆a dos aristas. Se volvi贸 gris. Juan se transform贸 en un archivo de metal. Tomado de: 鈥滾os cien mejores cuentos brasile帽os del siglo鈥 Editorial Objetiva. Traducci贸n :Ra煤l Sosa