Las dudas del poeta

las dudas del poeta (2)

Autor:  Ángel Pérez Escorza

16 Noviembre 2019

Y entonces,

el silencio le comió la lengua

al perro,

que ingenuamente

tomó por mordaza las burlas

de un gato.

Hicimos lo que se pudo,

en tanto la vida se negaba

a bajar del árbol,

que esa misma noche talé

por resignación

y falta misericordiosa de ímpetu.

La impaciencia

había deslavado las manchas

de un pensamiento temperamental

y de rasgos casi ya insípidos.

Fue entonces,

tan sólo entonces,

que el tiempo miró la hora,

observó la congestión pastosa

de un recuerdo, suspiró...

y tozudamente advirtió

su propia historia

en la inmaculada

e infinita voz de un poema.